sábado, 4 de octubre de 2014

En el Jardín de las Azufaifas


 Arquà



cesta de azufaifas maduras





Era el cabello al aura desatado

que en mil bucles de oro entretejía;


y en la mirada desmedida ardía


aquel hermoso brillo, ahora ya apagado...


                                                           Francesco Petrarca

                                                                                                   Canzoniere 






entrada a una sala de la casa
de Petrarca
Entre olivos, aroma de azufaifas y granadas maduras. En Arquà, una de las localidades más  bellas de Italia, en las colinas de Padua, pasó sus últimos años el poeta Francesco Petrarca. Su casa está en la parte alta rodeada de jardines.  

Me gustó especialmente la habitación de Venus y la sala de las Metamorfosis (no estaba permitido fotografiar). En ella se ven representadas siete escenas inspiradas en las alegorías de su célebre Canción Nel dolce tempo della prima etade.



 Ay!  el dulce tiempo de la juventud...

     ... ya solo un recuerdo de seda para Petrarca 
cuando contemplaba el panorama extraordinario 
que se extendía laderas abajo
 en su último otoño.

 Ante la belleza y dulzura de esos colores y aromas quién sabe si el poeta aún soñaba la hermosa Laura.

Francesco Petrarca, peregrino, coronado por Laura
             Anónimo (Biblioteca Laurenziana-Florencia)
                                                         
azufaifos gigantes
y sus ramas con frutos





Al volver a casa me puse a preparar para los míos esta dulzura de azufaifas que hoy describo.

 Estas frutas las compré en Arquà, aunque por aquì abundan, también en el supermercado. Mañana se celebra allì la fiesta de la azufaifa de vivo colorido medieval, demasiado concurrida, por eso la evitamos.





Me encantan las azufaifas, su sabor lo asocio al de la manzana silvestre, crujiente y jugosa, y el aspecto es de aceitunas de brillante color caoba. 

A una hora en coche de casa fue una excursión muy agradable para una cálida y apacible mañana de inicio de otoño. 

Como volver al lugar de los tiempos antiguos...

Pastel de azufaifas rústico


Ingredientes:

300 gr. Harina de farro o cebada integral 
150 gr. Azufaifas
80 gr. aceite de cacahuete
Un sobre de levadura
100 ml. Leche
100 gr. de avellanas molidas
200 gr. azúcar moreno integral
2 huevos
2 cucharadas de mermelada acídula para la superficie (yo la puse de arándanos) es opcional

Juntamos en un recipiente el aceite con el azúcar, la leche, las avellanas molidas.y luego los huevos uno a uno. Añadimos la harina tamizada con la levadura y sal. Revolvemos bien y agregamos las azufaifas troceadas y sin pepita.

Encendemos el horno y lo calentamos diez minutos. Bien mezclada la masa la vertemos en un molde para horno engrasado. Por encima le extendemos dos cucharadas de mermelada y horneamos a 180° durante unos 35 minutos.



Es un pastel integral de sabor rústico antiguo como el paseo por Arquà Petrarca y su textura y gusto mejora si lo comemos al dìa siguiente. Lo ideal es prepararlo la tarde anterior y saborearlo con un delicioso té aromático o un espumoso cappuccino para un desayuno de domingo.


Espero que os guste tanto como a mì...

Feliz inicio de otoño o primavera !
disfrutad de las pequeñas cosas agradables que regalan vida

martes, 16 de septiembre de 2014

Retorno lento ...


 hilos de lluvia  y sol 
los ves?



Al volver a casa me encuentro el otoño
Que se tragó al verano,  así,  
                                             de sopetón .

     Aunque ahora, mientras escribo ha vuelto el calor...

Me han dicho que el agosto veneciano de 2014 fue insólitamente fresco.
Ha sido un verano raro éste. No creéis?

El tiempo pasado fuera de aquí, ocupada en el  dolce far niente,  se me pasó volando...
bueno,  no ha sido exactamente un dolce far niente,  pues pocas veces me ha tocado cocinar para tantas personas como este verano lleno de visitas. Eso sì, bien ayudada por hermana y mami.


 Mi lareira, a la vuelta, la encontré llena de telarañas, y los geranios con las flores mustias y las hojas taladradas de caracoles glotones 

                                                      
                                                         


madreselvas perfumadas
En estos momentos, dulces aromas de madreselva entran por mi ventana desde el vecino jardín, y se mezclan con los olores del largo agosto VIVIDO.



Y apenas tengo palabras que escribir, solo sentir
y ver todo lo que hay que hacer para que la casa esté vivible lo antes posible...

uff...
                                                              
...  no sé si conseguiré ponerme las pilas de arranque...
en agosto
mirando al mar soñé
...








el entorno verde y hùmedo
donde nacì






Y... campos de Castilla en septiembre


árido campo segoviano


girasoles tostados
mirando la tierra


girasoles en agua,
soles en el jarròn




  me he vuelto a encontrar en mi jardìn (como en primavera)
a dos mariposas amarillo limòn que en su aleteo se persiguen
me gustarìa hacerles una foto,
 mientras no lo consigo
cuelgo esta imagen
de buen augurio

Liz Elsby


Hasta la próxima  amigos  que pasáis por aquí

felices dìas de septiembre y que se realicen vuestras ilusiones


martes, 8 de julio de 2014

Desde la ciudad de agua: pan, fruta, queso y... felices vacaciones


laguna veneciana desde el velero,
al fondo la isla de Burano y
a la gaviota no le interesa


un canalillo y callejuela






(para Amapola Azzul,
                         mariposilla de agua,
                                                      corazòn alado )

Niña morena y ágil, el sol que hace las frutas,
el que cuaja los trigos, el que tuerce las algas,
hizo tu cuerpo alegre, tus luminosos ojos
y tu boca que tiene la sonrisa del agua

                             ...


Mariposa morena, dulce y definitiva


como el trigal y el sol, la amapola y el agua.


                                                                              Pablo Neruda

La ciudad flotante emergida del agua nunca está sola. En esta época del año casi no se ve, los turistas la invaden, la cubren, y se vuelve invisible, 
         ...    a falta de nieblas  ...

Me gusta más de invierno, es más auténtica.

El calor y la humedad de ahora hacen que parezca que hierva.

Así que para no tener ni que encender el fuego en días de intenso bochorno es agradable tomar platos frescos de ensaladas que combinan frutas, como las brevas y las peras, con el queso que más nos guste. Todo con un pedazo de buen pan, que no falte. Hay quien pone jamòn serrano en lugar de queso.
A mi "gondolero" no le gusta el combinado dulzòn de fruta con queso,  prefiere la ensalada de tomate con mozzarella a la que se le puede añadir aceitunas, anchoas o bonito, y todas las cosas que se nos ocurran. No voy a descubrir nada nuevo, son platos sencillos, refrescantes y muy sabrosos si os gustan esos ingredientes:


Peras con queso: lavamos, pelamos y cortamos las peras en gajos finos. Las disponemos en el plato rociamos con un hilo de aceite de oliva virgen y unas gotas de zumo de limón, espolvoreamos con un poco de pimienta y un poquito de canela (opcional). Colocamos por encima el queso en escamas o trocitos.Yo puse queso de oveja siciliano en làminas y gorgonzola. Se pueden agregar nueces troceadas.



Brevas con queso azul: lavamos las brevas y las cortamos en cruz, o a la mitad,  las untamos con el queso azul (yo utilicé un gorgonzola suave) u otro tipo de nuestro agrado. Rociamos con un hilo de aceite y de zumo de limón, espolvoreamos con pimienta. 

breva con gorgonzola
brevas con mozzarella y
bolitas de sandìa











Tomates con mozzarella: Cortamos en rodajas los tomates, salamos, espolvoreamos con orégano y unas gotas de aceite de oliva y colocamos sobre ellas la mozzarella en lonchas. De nuevo rociamos con un hilo de aceite, orégano y unas arenas de sal.


idem con anchoas y aceitunas negras
tomates, mozzarella, orégano y albahaca



Falta solo poner el pan. Espero que os gusten tanto como a mì...


... ahora ha llegado el momento de cambiar de aires y acercarme a otras orillas con mi gente, mi bosque y mi mar...
Me desconectaré de este medio y volveré un poco a la prehistoria, lo necesito...


Ya he bordado mis sueños a la funda invisible de mi almohada...me la llevo conmigo en la maleta y como cada verano,

miraré a los cielos en busca de estrellas fugaces y pediré un deseo, uno muy grande donde meto de todo...


pues yo creo que el nuevo año empieza terminado el verano


Las Perseidas:
lluvia de estrellas

foto de la Web

Nos vemos, si es posible, en septiembre, en mi lareira y en vuestros rincones.

                                     Un gran abrazo y felices dìas

                 








 

miércoles, 2 de julio de 2014

MARE NOSTRUM. Mar de lágrimas

imagen Web
mar de Lampedusa


El Mar Mediterráneo está lleno de cuerpos amontonados en su fondo

Nadie llora estos muertos sin nombre.  Los últimos de ayer, serán penúltimos mañana
Más de 40 se escucha en unos escasos minutos en el telediario
Atravesaban el gran muro de agua que los separaba del Sueño en una barca abarrotada. Cuerpos hacinados.
Murieron por asfixia aplastados en la bodega de la patera.
Soñaban Europa.

Llegan a cientos cada día a las costas sicilianas:  jóvenes, mujeres, hombres y niños

Por la tele lloran a tres muchachos israelíes vilmente asesinados. Toda Europa se indigna. Los telediarios y la prensa les dedican mucho tiempo, rabia, gritos de dolor del mundo entero. Temores de represalias, guerras infinitas...

Coincidiendo en el tiempo, la tragedia del Mediterráneo no interesa a casi nadie,
Europa indiferente vuelve la cara sorda y ciega ante estos muertos sin nombre y los vivos murientes sin destino cierto...

No hay sitio ya ni para vivos, ni para muertos

Mare Nostrum, mar de lágrimas

Solo nos queda, tal vez, el consuelo de mirar el cielo


       



domingo, 22 de junio de 2014

Junto al Río. Pinchos de Mar en semillas de Amapola y Ajonjolì


parque natural del rìo Sile
lugar privilegiado en la naturaleza



Llegó el verano ardiendo con modorra de siesta

los pies descalzos abrasados de caminos polvorientos

silencios de mirlos dormidos,  zumbidos de avispas

y una lágrima de rocío sobre la flor del cactus



imagen de la Web




El aire sofocante y húmedo desde las primeras horas del amanecer.

La playa, ahora, no es buena idea en fin de semana: 
              caravanas en carretera, hormigueros de cuerpos bajo sombrillas,
no,
              mejor buscar un lugar fresco, eterna primavera, donde disfrutar de ventiladas horas placenteras

entre sauces y otras muchas especies arbòreas
discurre el verde rìo 


A lo largo del río serpenteante bajo frondosas copas de árboles, junto a ánades felices y sin llegar hasta el mar


Agua verde sin olas ni sal...

Solo caminar, escuchar el sinuoso sonido del agua, cantos de aves acuáticas aquí y allá.



ánades y patos parecen danzar
 los cisnes se han ido a otra parte






 y preparar algo rápido para almorzar:

Pinchos de vieiras y gambones en semillas de amapola y ajonjolì



Ensartamos en unos palitos las vieiras y los gambones (o langostinos) limpios y pelados alternándolos.
Salamos ligeramente.

En un plato mezclamos un puñado de semillas doradas de ajonjolí y  añiles de amapola 
y rebozamos en ellas los pinchos. Si no se tienen estas semillas se pueden rebozar en pan rallado y frutos secos picados.

Mientras tanto calentamos la plancha con un hilo de aceite y asamos los pinchos de marisco a fuego dulce unos 3 minutos por cada lado.






Servimos acompañados de una salsa a gusto: alioli o de yogur griego con gotas de tabasco, espolvoreados con perejil picado y gotas de limón



y junto a una simple ensalada fresca.

Para los amantes del marisco es una receta sencilla y gustosa aunque en la imagen no se valora. Se puede hacer también con trocitos de pollo con verduras.



A todas las personas amigas que vienen por aquí les deseo

            una feliz entrada de verano /invierno  según la parte del globo donde estén

un abrazo y  hasta otra vez
Chusa


sábado, 14 de junio de 2014

Calas bordeando el camino y Arcoiris al atardecer



calas a los bordes de la carretera
camino al trabajo
Esas mañanas en que no apetece nada ir al trabajo 
con el sueño de sábanas de hilo  pegado
me animaba el hecho de saber 
que una  deslumbrante hilera de calas bordeando la calzada
 me estaría aguardando.

Me saludaban al ir y  me sonreían al volver con diferente luz

elegantes y refinadas , 
                                místicas


Sus cálices abiertos a las gotas de lluvia,
recogiendo el néctar de mariposas y  ninfas del agua


Esta vez  las inmortalicé antes de que las decapitaran una a una para las celebraciones de las Primeras Comuniones...

Ya casi no quedan

qué pena, 

pero volverán
la próxima primavera





En el crepúsculo
 después de una desatada tormenta
 el ufano arcoíris
tiende sus colores 
sobre las casas del barrio 



arcoìris desde mi ventana




mientras tanto 
la luna presumida  
prueba tras las nubes sus  encajes de nácar  
para aparecer a medianoche
como pétalo de cala




y luego... caló la noche
y salió  la luna
más brillante que nunca,
aunque aquí no se ve




Felices días de junio a todos los que os acercáis a esta lareira
disfrutando de las pequeñas cosas que dan vida